La Psicologa, una joven tentación V1

Tema en 'Relatos Eróticos Peruanos' iniciado por Ramiro_cllink, 4 Abr 2023.

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    Como un adiós…

    Cap VI – La Psicóloga Part 1.

    Hay situaciones en la vida que te hacen cambiar de opinión en cuanto al curso que llevas ya sea profesional o personalmente, esta era una de esas situaciones en las que debes voltear la página por lo más sano para ti. Hasta ese momento había subido a la montaña rusa de aventuras y deseaba estar desde el otro lado ahora, descansar calmadamente aun cuando una parte de mi quería disfrutar de esa adrenalina del juego mismo.

    Como una vez dijo una filosofa kine… “puede ser con 1; 2 o hasta 3 a la vez pero más al mismo tiempo es una situación imposible de sostener”

    Había que tomar una decisión ahora ya que era prudente apaciguar todo mientras pasen las desconfianzas en casa.
    Desde ese punto vi el detalle del regalo a Milagros como un detalle de despedida… mientras miraba mi reloj tome permiso para subir y conversar con ella; que ya me esperaba según lo planeado.

    Al llegar trate de disimular ante la cámara, Milagros me esperaba en el baño (ya dentro) y aproveche la gente que pasaba para entrar, cuando la vi en mi mente estaba como decirle… Ella por su parte no perdió el tiempo y entre besos se agacho para su monologo de succión, Yo trataba que no lo haga (estaba decidido a terminar allí… bueno estaba) ella con cara risueña y ojitos brillosos dice: “te extrañe… tú no amiguito (hablándole a mi pene)” en eso sus labios se transformaron en ventosas que estiraban y disfrutaban de la textura de mi miembro mientras crecía en su boca sin control; me reclino en la puerta para evitar en caso alguien quiera abrir, entonces ella se arrodilla mientras me baja completamente el pantalón, sus manos recorren mis muslos apretándome los glúteos hasta atragantarse con mi pene, los sonidos eran inevitables, tocan la puerta y ella atragantándose con mi pene que llegaba al límite comienza a hacer arcadas mientras la saliva cae al piso solo para sacarlo con sonidos de sofocamiento con agitación, en ese momento supuse fue suficiente para alejar a cualquiera en la puerta.

    Cuando la miro le intento hablar y ella se baja el pantalón dejándome ver ese hilo, portaligas y encajes de la foto… le quedaban muy bien ella siente mi excitación en el palpito de mi pene el cual aprieta sin piedad con su boca, con desenfreno, mientras con su otra mano me masturba desde el tronco…
    Ya llegaba al límite entonces le hago la señal e introduce todo hasta donde llegue y deja fluir por su garganta hasta su estómago toda la descarga de semen que tenía guardado, ella se levanta y entre saboreando me dice “Ramiro sabe diferente ahora, no es como de costumbre…” Yo ni idea, pero Milagros insistía. Entonces entre mirando la hora le digo para volver a lo que termina de acomodarse y decidimos salir uno a uno; yo primero mientras se esconde detrás de la puerta por si acaso. Un mensaje y listo consumado estaba, de vuelta a oficina sin mirar atrás por nada.

    Ya de vuelta en oficina le escribo para conversar a la salida en alas de terminar de la mejor manera todo aunque me sentía mal por lo sucedido.

    Llegada la noche habían muchas cosas que decir y quizá poco tiempo para decirlas antes que se complique más todo pero la notaba algo rara, quizá el trabajo me dije.

    Como es costumbre la espero cerca de la oficina por el puente para llevarla, en el camino me cuenta de su trabajo y como ha ido avanzando estos días… ese sentimiento de verla más empoderada en su labor me daba gusto ya que podía ser la contraparte a lo que se venía.
    Me comenta como viene siendo su trabajo con la chica de contabilidad, que es su mayor logro… “¿Estrella?” y ¿por qué sería ella…?
    “Ella es parte de un proceso de ingreso que hice sola y la chica presenta varias complicaciones familiares… “
    Milagros me comento de muchas cosas de la chica que no sabía; como el hecho de que sus padres estuvieron separados siempre, que se crio con los abuelos y que por lo general su conducta es reflejo de la ausencia paterna pero que gracias a su asesoría y apoyo todo estaba mejorando y eso se reflejaba en su desenvolvimiento ahora en oficina.
    La sentí muy orgullosa de eso, entonces mientras conversamos ella me mira y me dice “dime cuéntame ahora de tu viaje… amor”.
    Entonces mientras me acercaba al parque; frente a su casa, ella me mira y me dice tajantemente… “¿te divertiste o no?”

    Bueno ya sabes, trabajo y soportar a Eduardo que anda siempre con sus cosas, viajar es estresante y más en trabajo, le respondo.

    “Uhmm, entre silenció me queda mirando con ojos pensativos”

    Mili, ¿pero qué?... ¿por qué me miras así…? Le pregunto.

    “Bueno tu mujer me llamo hoy para conversar conmigo”

    ¡Qué!!! ¿Qué quería?

    “Pues quería saber con quién viajaste ya que al parecer tuviste una aventura allá porque te encontró un mensaje en tu celular”

    Me quede frío unos segundos pero debía contestar rápido para no dar pie a que todo se agrave.
    Es una confusión de ella. Ya que vió un mensaje tuyo; le respondo, pero ella me mira y haciéndose a un lado me dice “Ramiro yo no te mande ningún mensaje”…

    Lo que siguió fue los clásicos reclamos, “no puedo creer que hagas esto, ósea no te bastaba conmigo, al final solo eres un hombre más que piensa con el pene y mil reproches con cliché feminista… esperé que termine de hablar y era el momento…

    Milagros, disculpa pero esto debe acabar ahora.
    Ya no hay vuelta atrás. Hemos ido muy lejos pero llego el fin del camino de ambos.

    Con un silencio algo sospechoso y peligroso ella me mira se sonríe de manera muy fingida y me dice “está bien…”, tomando su bolso y caminando a su casa.

    Me quedo atrás y sin decir palabras algo extrañado me preparo para irme… ella desde su puerta me mira mientras abre la reja y en un momento inesperado me llama haciéndome señales con la mano.

    Me acerque a ella con cautela manteniendo la distancia, ella se sonríe mirándome con ternura “amor te voy a extrañar, tú me hiciste tu mujer en todos lados y me abusaste por todos lados también, dime quieres irte por una aventura o quieres que solo nos demos un tiempo…”
    Milagros, no voy a dejar a mi esposa y quiero estar tranquilo. Lo siento.
    Ella me besa y me susurra “cobarde”.

    "Cobarde por dejarla e irme así…"
    Mientras giro me dice que se ira de viaje con Eduardo y que sabe que ese enano anda detrás de ella y que si yo tuve una aventura ella podía entonces tener un tropezón…

    A espaldas de ella sólo sonrío mientras me alejo, recordando del cómo se refería de Eduardo cuando estábamos en la cama “ese enano, ese pajero aguantado, mañoso sonso…”. Me pierdo en la noche mientras comienza a caer una llovizna leve como anunciando el final de todo sin mirar atras.
    Al llegar a casa siento algo de libertad y alivio veo a mi mujer y mientras me preparo para Cenar conversamos como no lo hacíamos antes, Angie no está ya que su tía se encuentra mal así que tiene el día libre.
    Mi mujer se opera al día siguiente, no podré estar por trabajo pero ella ya llamó a su amiga para que la acompañe, miro de reojo la ventana y veo una silueta desvanecerse con el paso de la lluvia.
    Amor, ¿te parece si sacamos un vino?

    Esa noche le hice el amor a mi mujer después de mucho, animados por el vino y sumados a la libertad de que ella estaba celosa pero eso mismo la hacía entregarse más al momento.
    Fue maravilloso.

    A la mañana siguiente me sentía una persona nueva me alisté para el trabajo mientras mi esposa se preparaba para ir al hospital. Cuando bajo veo a Angie en la cocina con el desayuno y volando con las loncheras para los niños que se van al colegio y la movilidad ya está a punto de pasar por ellos… No la había escuchado entrar ¿Cuándo llegó?

    Mientras tomo mi café mi esposa baja y le dice que hoy se encargue solo de la casa ya que ella irá con una amiga a su operación, entre bromas le digo: Ojo nada de fiestas ni nada de enamorados acá ok…

    Ya en oficina me encuentro con Eduardo quien me dice “Ramirito este viaje si la hago… no te vayas a poner celoso ok”

    Eduardo si puedes y tienes oportunidad… aprovéchala pues. Que más te puedo decir. Y mientras Eduardo se ríe por el comentario una Milagros a mi espalda llama a Eduardo “Sr. Eduardo vamos necesito que un hombre fuerte como usted me ayude con mi maleta…”
    Nunca olvidaré la sonrisa que vi en Milagros cuando volteaba a verla mientras me decía “Cuídate Ramiro… porque yo no me cuidaré, aprovecharé las oportunidades”
    Debo reconocer que eso me hirió en los testículos directamente.

    Las cabeza de arriba y la de abajo me dolían y preferí pedir permiso a mi Gerente quien a regaña dientes me dice: “Mira Ramiro, quiero los reportes para el jueves si los haces en tu casa o en la luna es tu tema, pero deja alguien encargado que monitoree la operatividad del CD ya que no está Eduardo y todo debe seguir su curso”

    Mientras me voy rumbo a mi casa decido llamar a mi mujer pero me contesta su amiga diciendo que ya entro a cirugía, ojala todo salga bien.
    Antes de ir al hospital decido pasar por mi casa para sacar unas cosas que quizá vaya a necesitar pero ese fue mi error.

    Al llegar voy de frente al cuarto y Angie se encontraba bañándose, le grito que soy yo y que estoy de paso porque iré al hospital y…

    Dicen que para que haya el bien también debe haber el mal, soy creyente de Dios pero reconozco que el diablo siempre se presenta a jugar con nuestras tentaciones…

    Angie: “No me dejes acá sola”

    Giro y… está desnuda…
    Muerde sus labios y me dice “ven” al mismo tiempo en que suelto mi maleta.

    Estaba reaccionando por instinto mientras la tomo de la cintura y la llevo cargada a su cuarto, me besa y con su piel húmeda aún enciende mi ser.

    “Sr. no sea tosco ¿sí?”

    No te preocupes Angie… giro y cierro la puerta mientras en mi mente pido perdón por lo que haré.
     
    Última edición: 14 Ago 2023
    Ramiro_cllink, 14 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #81
    Vasfet, Genre90, caraho114 y 5 otros les gusta esto.

    luke240567

    Teniente

    34%
    Mensajes:
    335
    Me Gusta recibidos:
    358
    Puntos de trofeo:
    102
    Y la historia continua.....
     
    luke240567, 14 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #82

    Iniciando

    Cabo

    13%
    Mensajes:
    66
    Me Gusta recibidos:
    14
    Puntos de trofeo:
    6
    Género:
    Masculino
    Vaya giro de 360 sobre Milagros y Angie.
     
    Iniciando, 16 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #83

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    Por aquellas despedidas que te cuestan decir “adiós…”

    Cap VI – La Psicóloga Part 2.


    Hay momentos en los que la testosterona te impulsa a jugarte por riesgos muy finos que quizá pensándolo 2 veces no harías.
    Tiempos donde a pesar de todo extrañas las suaves caricias de la piel de otra mujer y más aún si sientes que te dio mucho…
    Me encontraba en una habitación cerrando la puerta y aunque Angie recostada, desnuda; de piernas cruzada me esperaba, en la mente me llegaba el pensamiento que Milagros. ¿Se iría de viaje y quizá por despecho se entregaría a Eduardo?
    Angie me miró y entre palabras suaves me decía que me acerque… no había ningún sentimiento o atracción más que una molestia sin sentido, ni siquiera pensaba en mi mujer que en ese momento seguro ya estaba en operación. Angie me miro y quizá leyendo mi cara se acercó preguntando “estás bien…”, mi silencio no decía mucho y como intentando que olvide las cosas bajo su cabeza y abriendo su boca lentamente comenzó a besar mi pene, era inevitable comparar el sexo oral que me daba con los anteriores vividos con Milagros… lo sentí tan poco excitante que la situación en mí se hizo mecánica y hasta desganada, Angie parecía no saber qué hacer con mi miembro endurecido que palpitaba en sus labios. En un momento de locura simplemente la cogí de la cintura y al girarla pude lamer desde atrás su vagina introduciendo mis dedos al mismo tiempo lo cual ella no esperaba. Sus gemidos eran suaves y sus piernas poco a poco se cerraban mientras con fuerza yo las volvía a separar… Angie me miraba con algo de temor quizá y entre tanto juego sin sentido para mí… introduje mi pene en ella.
    Pero no fue sutil, no fue suave, al contrario fue un golpe seco y con gran resentimiento en cada embestida, Angie no paraba de gritar yo tapaba su boca con mi mano mientras jalaba su cabello. Sus gritos parecían como de llanto pero mi cabeza estaba en otro lugar hasta que veo que mi teléfono se ilumina… un mensaje. Estiro mi mano mientras sostengo a Angie con la cabeza enterrada en la cama.
    Era Milagros insultándome.
    Fotos de ella desnuda diciéndome que nunca más la tendría.
    Golpes bajos en todo sentido que solo hacían molestarme más.
    Angie cansada y agitada era víctima quizá del momento pero estaba nublado hasta que veo iluminarse de nuevo mi celular, ya estaba harto. Incluso por un instante pensé en mandarle una foto de lo que estaba haciendo pero…
    Era el celular de mi esposa, su amiga me pedía que lleve algunas cosas y que vaya.
    En unos segundos mi mente se aclaró y con algo de conciencia me acerque a la puerta como buscando cordura entre todo lo sucedido. Angie me mira preguntándome “Sr Ramiro, ¿se va?”
    No le conteste nada solo le pedí perdón, mientras salía busque el baño para sacarme toda sensación de lo que había hecho agarré una de las pastillas de emergencia de mi mujer y se la dí a la chica mientras ella me decía que no quería quedar embarazada.
    La tome de los brazos y le dije con seriedad:
    Esto nunca pasó, esto no volverá a pasar y busca otro trabajo, hoy será tu ultimo día aquí.
    Que ya no necesitaba tenerla en casa.
    Angie se cambió rápido entre molestias y con algo de llanto por lo vivido y mientras estaba por salir me chantajeo por el sexo como reclamándome lo sucedido, entonces me pidió con desfachatez una cifra muy risible propia de su inexperiencia para que se vaya.
    Tome mi billetera y le pague por desaparecer sumado a su sueldo hasta ese día.
    Me acerque a la casa de su tía y hable con ella puntualmente avisándole de lo decidido.
    La pequeña solo me miro contenta quizá por el dinero, antes de irme le dije a su tía que mi esposa había visto cositas que no le gustaban y que por lo mismo antes de empeorar las cosas mejor que se corte estando bien.
    Le día a su tía 80 soles y le pedí que la mande a su tierra de nuevo
    Angie solo me miro callada como guardándose pero antes de partir se acercó y en silencio me pidió más dinero, solo alcance a decirle “toma lo que te día y vete por tu tranquilidad ok…”
    (Esa vez Angie no se fue, pero si se guardó todo.
    Algunas veces la vi con el piraña que alguna vez fue a mi casa hasta que quedó embarazada, ya con barriga recién se desapareció casi un año después abandonada por el mismo piraña)
    Mientras llegaba a la clínica quise cerrar mi pasado bloqueando a Milagros del teléfono, de las redes, de todo lugar…
    Mi esposa ya había salido de su procedimiento Qx y estaba en reposo. Su bajo nivel de hemoglobina la había puesto en riesgo pero había salido bien todo. Le pedía a Daysi (su amiga) que por favor me ayude quedándose con mis hijos en la tarde para estar en la clínica. Y lo hizo.
    Mi esposa salió 36 hrs después, yo ya le había contado que había decidido despedir a Angie por nuestra tranquilidad y ella lo acepto.
    Los días siguientes su amiga vino a verla yo la veía algo rara, con fajas y vendas pues no era la mejor imagen, en el trabajo a veces oía que Milagros posteaba fotos cenando en bonitos lugares en chincha hasta que llegado el fin de semana me toca recibir información de Eduardo para procesarla pero la misma no llegaba.
    Cuando le escribo Eduardo me hace vídeo llamada desde la playa (estos malditos se habían ido a la playa de regreso) con su traguito en la mano al lado de él logro ver una silueta que no podía dejar de reconocer.
    Recostada boca abajo estaba Milagros. Tomando sol con el brazier desamarrado mientras Eduardo hacía señas obscenas ante semejante parachoques…
    Ella escuchaba que él me hablaba e incluso pregunto ¿quién era?... “mándale saludos…” decía recostada mientras el sol le daba.
    Era obvio que me atacaría con ello, en algún momento se levantó y le dijo a Eduardo “mandarle lo que tienes en borrador y que él lo trabaje… tú eres su jefe te tiene que hacer caso”
    No podía creerlo… la muy desgraciada ahora lo manipulaba en mi contra.
    “Eduardo ya corta, mándale y ya en la noche lo llamas… tráeme una bebida porfa…”
    Mientras Eduardo entre sonrisas se despide haciendo lo que ella dice.
    Maldita sea… ósea así serían las cosas…
    Esa tarde avance mis reportes y no toque siquiera la info de Eduardo.
    Decidí estar en familia ese domingo, mi mujer se veía mejor, sus senos estaban muy hinchados aun cuando usaba esa faja para cubrirle, ya se podía ver algo de mejora yo estaba encantado con la idea de verla bien aunque ella me pedía que la espere.
    Aunque fastidiado por el trabajo escuche de ella el mejor consejo. “no te dejes, tú haces mucho allí y también acá… confió que encontrarás una solución rápidamente…”
    Llegado el lunes fui con ánimos de que si pelea buscaban…
    Para después del desayuno todos hablaban de que Eduardo y ella habían ido a la playa y aunque la mayoría sabía que nos llevábamos bien, aun les quedaba el sinsabor de que pasaba ahora.
    Eran las 10 y la reunión estaba por comenzar.
    Eduardo se me acerca y curiosamente también Milagros para darle unos files de documentos.
    Eduardo le agradece coquetamente y le dice que me los deje ya que yo presentaría el trabajo.
    Milagros en un acto despectivo me mira y diciendo “toma” deja caer el file en mi escritorio mientras se va con Eduardo a prepararse un café…
    Así estaba la cosa, mis compañeros al ver me preguntaban ¿qué pasaba? Pero solo atiné a sonreír mientras me acercaba a la oficina del gerente.
    En la reunión presente mi información consolidada. Abarcando todo lo que me habían pedido. Cuando le pidieron su reporte a Eduardo, con soltura él me pidió que lo proyecte pero.
    No lo tenía.
    Ante la espera el gerente me dice ¿qué paso? ¿Cuál es el problema?
    Eduardo ya algo desencajado con el problema le dice: “Bueno lo que pasa es que Ramirito acá, no lo termino...”
    Todos voltearon a verme pero… dirigiéndome a mi Gerente le digo:
    Lo que pasa es que el fin de semana ya no pude consolidar la información ya que hay cosas que no se entienden de los datos que me dio Eduardo el domingo.
    Ante eso el Gerente me dice, “espera… ¿Cuándo te mando Eduardo…?”
    Yo: El domingo jefe
    Mi Gerente: “Eduardo dime, ¿tú no bajabas el viernes en la tarde?
    ¿Qué paso se te olvido?
    Entonces como mejorando el momento…
    Mi Gerente: “Ya Eduardo, ¿Dónde están tus notas, apuntes, o actas de tu visita?
    Eduardo: los tiene Ramiro
    Yo: Eduardo a mí me mandaste solo imágenes…
    Eduardo: “no es el folder que te dio Milagros hoy en la mañana…”
    Entonces con voz autoritaria mi gerente pide disculpas a los demás (aunque todos eran sus subordinados) y termina la reunión no sin antes invitarnos a ambos a quedarnos un momento para conversar.
    Ya desocupada la oficina, se enputo y con molestia cuadro a Eduardo severamente teniendo en cuenta que me había reclamado de algo que recién en la mañana oficialmente me había hecho llegar y del porque rayos esa información la tenía alguien de otra área…
    No me dijeron nada, solo me pidió el Gerente que apoye a Eduardo en consolidar la info en el reporte final pero que la trabaje Eduardo solo y que me la entregue hoy antes de las 5 y sino que le avise.
    Mientras con una sonrisa me salía de la oficina para sentarme en mi escritorio escuchaba como lo carajeaban a Eduardo.
    Milagros que estaba cerca de Recepción preguntaba que estaba pasando y mientras mis amigos le decían que no había presentado la información que le pidió, ella volteaba a mirarme mientras yo mirando a mí computadora me sonreía.
     
    Ramiro_cllink, 17 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #84
    Vasfet, g4mys, Genre90 y 5 otros les gusta esto.

    Iniciando

    Cabo

    13%
    Mensajes:
    66
    Me Gusta recibidos:
    14
    Puntos de trofeo:
    6
    Género:
    Masculino
    Vaya historia qué cuenta usted, espero que suba hmlo mas antes posibles la continuación porque veo que si hubo un giro de 360 grados @Ramiro_cllink
     
    Iniciando, 17 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #85
    A caraho114 le gusta esto.

    caraho114

    Soldado

    60%
    Mensajes:
    49
    Me Gusta recibidos:
    54
    Puntos de trofeo:
    7
    Ubicación:
    En Peru dos meses al año
    Excelente relato!! Esas relaciones no las deseo a nadie, solo nos daban la mente y suben nuestro estándar... Nunca más somos los mismos

    Por muchas historias más, adelante!!
     
    caraho114, 18 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #86
    A grindo doido le gusta esto.

    Josephsen

    Sargento

    14%
    Mensajes:
    115
    Me Gusta recibidos:
    57
    Puntos de trofeo:
    12
    Qué tal giro. Esperando con ansias la continuación.
     
    Josephsen, 18 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #87

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    “La venganza”

    Cap VI – La Psicóloga Part 3.


    “Hay historias que no merecen un final,
    y otras de las que ya escribir uno es un hecho trillado…
    entonces solo las vives”.

    Día 7 después del rompimiento con Milagros.

    Los días siguientes en oficina fueron una declaración de guerra constante, sin treguas por parte de Milagros.
    Si bien me era indiferente su actuar y hasta un poco desesperado por hacerse notar me decidí en no caer en esos juegos.
    Para mi beneficio el gerente me mando unos días a Ate a ver la operatividad en una planta allí, se podría decir que estaba tranquilo pero era inevitable siempre de una forma u otra saber de Milagros debido a los compañeros en común que teníamos.
    Sus constantes salidas con Eduardo en esa sola semana, entendí trataban de opacar lo que había sido yo en su vida así que por esa parte me quede tranquilo ya que con seguridad sentía todo acto muy disforzado de parte de ella.
    ¿Hasta dónde seguiría entonces con ese juego…?

    Por otro lado estaba aprovechando los días en mi casa tratando de borrar esas dudas incrustadas en mi esposa, con atenciones y siendo ese esposo que no había sido últimamente.
    Sin querer había tenido una semana de abstinencia sexual ya que mi mujer estaba con los gajes de los senos con sus parches y aun con terapias de masajes en el cuerpo por la lipo.
    A mí me gustaba lo que veía aun estando con fajas y vendajes, así que pensé valdría la pena esperar al resultado final; además parecía que ahora podía hasta disfrutar de los momentos… incluso salir a comprar era divertido… A veces uno que otro mañoso no podía aguantar voltear a mirarla pero supongo era normal… culo redondo, carnoso y tetas prominentes, pero sabiendo serían para mi goce… hasta me llenaba de orgullo y con esa tranquilidad pasaron los días…


    Día 11 luego de romper con Milagros

    Era viernes por la mañana y tenía que ir a rendir gastos de caja chica a Oficina.
    De paso que dejaba unos documentos e informes supuse me enteraría de algunas cosas.
    Cuando entre mi recibimiento era bueno, pero tranquilo, no había reuniones… todo muy puntual y sin darme cuenta ya estaba libre. No era común eso ya que por la demanda de responsabilidades siempre debía haber algo pero bueno.
    Aproveche y me reuní con las chicas de Tesorería, un grupo de amigas que tenía allí y quedamos en salir a almorzar juntos. Acordamos ir a Plaza Vea a comer; allí en el jockey, ellas habían invitado a Estrella de conta ya que estaba más integrada a su grupo.

    Yossi; a quien conocía más mientras caminábamos me preguntaba aprovechando que íbamos adelante.
    ¿Oye y qué fue con Milagros…?

    Yo: nada flaca que debería de pasarme con ella.

    “Ya pues amigo no te hagas mira yo los vi hace tiempo en Santa Anita por el mall juntos pero ahora me sorprende que ya ni se hablen… “

    Yo: asu ósea que nos viste… pero normal, es como que si alguien ahora nos ve caminando juntos… no van a pensar nada mal ¿no?

    “Ramiro, sabes que es diferente, además tus gustos son otros… jajaja”

    Al llegar entre bromas las chicas no pudieron aguantar soltar el nombre de Milagros ya que para ellas era una creída y demasiado provocadora en oficina…

    ESPERA... ¿provocadoraa por qué?

    Allí mientras almorzábamos las chicas (aun sabiendo que soy casado) comenzaron a decirme que al inició si bien era yo al que pensaban estaba con ella… luego la vieron apegada a Eduardo, como que dijeron ¿Qué paso? Pero luego era Mario de Informática, luego al día siguiente con Jorge, y ahora la veían muy apegada a Abel (un chico nuevo de Capacitación que había ingresado como practicante…)
    Yo tratando de poner paños fríos les decía que no lo tomen a mal ya que seguro el chico era uno de sus ingresos y ella se toma muy personal eso.

    Estrella me mira y sonriendo me dice "¿pero cómo sabes?, yo también soy uno de sus ingresos…"

    Calma estrellita, se ve… quizá esa pregunta de estrella sin querer nos hizo entrar en confianza y el resto del almuerzo sin querer me puse a hacer bromas (bueno no sé si eran malas… pero Estrella era la única que se reía descontroladamente).

    Al regresar nos venimos conversando diciéndole “oye tú si tienes sentido del humor… no te juntes mucho con este trio ya que se volvieron amargadas; por mis amigas.
    Justo antes de cruzar me despido de todas y Estrella me dice “¿Sr Usted ya se va?”

    Claro, solo vine por… espera recontrarayos… que idiot… había dejado mi documento de caja chica en tesorería y aún no recogía la copia… tmr

    Tuve que regresar aprovechando que mi gerente seguro aun no volvía esperaba que no se me complique las cosas. Hasta allí había visto a Milagros de lejos y en su oficina aún se veía mi peluche en su escritorio lo cual me daba seguridad.

    Buscando mis documentos me entero que habían ido a parar al escritorio de Estrella para que sean procesados. Allí estaba mi cargo.
    Algo desesperado voy por ellos me acerco al escritorio de Estrellita y antes de decirle algo una mano me sorprende en mi hombro.

    “Ramiro ya que aún sigues acá debo decirte unas cosas”.

    Mi gerente que había regresado entra a su oficina y en ese momento Milagros aparece sonriéndome saludando a todos a su paso, menos a mí con desfachatez.

    Ya con Estrella le pido mis documentos y la chica entre bromas me decía por acá deben estar que “ay no, pero debes respetar tu turno, que está en cola ese file…”

    Milagros sale de la oficina del Gerente y justo escucho mi nombre.

    “Ramiro si tienes tiempo para mí, pasa”

    Al entrar mi gerente me habla cordialmente sobre que tengo acumulado vacaciones y que vea posible salir para que no se complique recursos.
    Una llamada de su esposa y justo me dice… oye un favor necesito una información, recuerdo me enviaste pero no sé con qué nombre y mostrándome su compu me deja unos minutos.
    Justo en ese momento llega un mensaje de Milagros:

    “Solicitud de ingreso Reemplazo de Coordinador zonal”
    “Sr, le adjunto el formato según lo conversado para reemplazo de Ramiro I. L. “

    “Adjunto informe de psicología”

    ¡QUEEE…!!!

    ¡Qué mierd estaba pasando y que significaba eso!!!

    Rápidamente guarde mi distancia y esperé a mi jefe entrar.
    Me acerco y con él allí (yo aún algo perdido y contrariado) desde mi teléfono le reenvío lo solicitado.

    Al salir estaba milagros cerca de mi escritorio conversando con mis amigos, ella decía que se sentía renovada ya que estaba viviendo sus mejores momentos, que tuvo un bajón por una plaga que había invadido su casa pero afortunadamente ya la estaba eliminando.

    ¿Eliminando?

    Cuando la mire a los ojos ella sonreía y yo con ojos de fuego entendí que me estaba jugando mal, ¿tanto había sido su resentimiento que lo había hecho ya personal a modo de revancha?

    No podía creerlo... Eduardo se me acerca y la saluda pude ver una leve apretada de cintura allí… uhmmm; entre comentarios me dice “oye Ramirito el fin de semana vamos a alquilar un velero con la gente para estar relax te apuntas… para que te rompas el ojo con los cuerpazos…”
    Antes de decir algo Milagros le dice “pero el Sr. Ramiro va salir ya-ya de vacaciones, seguro ya tiene planes además Eduardo debes ir viendo a quién le iras dando sus funciones ahora que se va…”

    La muy desgraciada ahora me atacaba a mis espaldas… en eso se acerca ese chico Abel y aunque era algo agraciado, era un sonso más; se acerca y le dice a Eduardo lo del Velero y ella mostrandole su teléfono le dice “yo no sé qué bikini llevar, ¿me ayudas a elegir uno?” Mientras Eduardo le dice “Mili pero esas prendas se deben ver face to face…” ella mirándome les dice “ay pero bueno se puede arreglar...”

    Tmr ya había colmado mi paciencia, no me quedaría allí para seguir oyéndolos.

    Me acerque donde Estrella y le pedí de mala manera mis papeles con urgencia. Ella entre mirándome me entrega mi cargo y me dice “Sr. Yo no lo conozco pero usted es buena gente y muy divertido no reniegue… está con una cara de molesto que da miedo”.

    En ese momento la maldad pura lleno mi ser y en mi mente recordé unas palabras “Esa chica es mi mayor logro… yo la estoy apoyando… tuvo muchos problemas…”

    Me congele en el silencio unos segundos y mientras pensaba en atacarla indirectamente con su propia protegida mire a Estrella y le dije: “¿Oye tú también iras a lo del Velero?”

    “No señor no me invitaron…”

    Yo: pues a mí tampoco… y dime ¿qué planes en la noche? Te invito un trago… si se puede claro…
    Me fui de avance no tenia nada que perder y aunque Estrella se quedo pensando, finalmente sonriendo acepto.
    “está bien salgo a las 4”
    Ok pequeña entonces te espero…


    16:00hrs del viernes

    Esa tarde la esperé frente al edificio, ella llevaba sus lentes y un maquillaje que no le favorecía.
    Cuando cruzo la pista tomándola de la mano le dije ven vamos por acá…
    Estrella solo iba casi a mi detrás tomada de mi mano en silencio… no dijimos nada en ese momento simplemente llegamos al Fridays y nos sentamos juntos…

    Esa tarde le serví un trago y otro y otro y otro. Quiza me aproveche de su confianza y del hecho de que le haya caido bien ese día pero rayos ya había dado varios pasos y no quería dar marcha atrás…
    Eran casi ya las 11:30 y ella mareada ya me había contado mucho de ella y sus problemas. Tenía un enamorado pero estaban mal decía.

    Cuando le dije para llevarla a su casa, aunque la misma me quedaba muy lejos, decidí llevarla en taxi... por su estado.
    Camino a la avenida recuerdo frente al puente ella me dice “¿Sr. Usted está con Milagros? Y casi cayéndose logro sostenerla de la cintura y respondiéndole su pregunta con un no seco ella me mira y se me acerca…
    La bese... y ella me correspondió y estuvimos allí buen rato yo tomándola de la cintura fuerte hasta que ella me dice “No”… “Yo tengo enamorado…”

    Quisiera decir que me rendí pero estaba decidido le hable que esa relación estaba mal, que sabía que sufría desde que la conocí squella vez en Lince. Ella parecía confiar en mi... Caminamos hacia el paradero y subimos a un taxi mientras por ratos la acariciaba. Ya en camino íbamos cual pareja abrazados mientras le decía estaría bien y que la acompañaría hasta su casa, entonces ella por el sueño se recuesta en mis rodillas no sin antes primero agradecerme por cuidarla, yo acariciaba su cabello y en un momento no previsto Estrellita comenzó a palpar mi entrepierna bajando poco a poco mi cremallera, ante esto sentí que no podía dejar que reaccione con otro no... así que con mis dedos moví su falda y acomodé su ropa interior lentamente para frotarla… estaba muy mojada… la flaca casi y se movía sola hasta que no pudo y sacando mi pene lo introdujo a su boca cubriéndose con su cabello.
    Por ratos los sonidos llamaban la atención del chofer que miraba por el retrovisor, ya estaba muy excitada entonces decidió sentarse en mi verga dura, sin penetrarla; solo encima, sentía sus nalguitas suaves masajear mi pene mientras el chofer se pajeaba mentalmente…

    Mientras Estrella no dejaba de moverse… los carros que pasaban iluminaban su silueta frotando mi entrepierna mientras las lunas de atrás se empañaban un poco con su respiración…
     
    Última edición: 21 Ago 2023
    Ramiro_cllink, 21 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #88
    Vasfet, g4mys, caraho114 y 9 otros les gusta esto.

    Iniciando

    Cabo

    13%
    Mensajes:
    66
    Me Gusta recibidos:
    14
    Puntos de trofeo:
    6
    Género:
    Masculino
    Woo. Éstas diciendo que ella...
     
    Iniciando, 23 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #89

    lord stark

    Recluta

    30%
    Mensajes:
    10
    Me Gusta recibidos:
    3
    Puntos de trofeo:
    1
    Asuuu doc, "adjunto informe de psicología", la flaca se mandó de juez y parte...
     
    lord stark, 24 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #90
    A Josephsen le gusta esto.

    Kijote

    Soldado

    3%
    Mensajes:
    32
    Me Gusta recibidos:
    54
    Puntos de trofeo:
    5
    Ubicación:
    Lima
    Q bien relato siga doctor que me pasó algo muy parecido, ahora divorciado y relajado
     
    Kijote, 25 Ago 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #91

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    “Decisiones…”

    Comienzo estas líneas tratando de describir una aventura más… y quisiera que fuese así pero en su lugar el relato describe al final la caída de aquel mundo que conocí hasta entonces…

    Cap. VII – La Psicóloga 1ra Parte

    Recuerdo las siluetas como flashes grabarse en la mente con las luces de los autos al pasar.
    Un camino que se hacía incierto aun cuando había una dirección fijada.

    Allí estaba yo… cargado de ansiedades y deseo, prácticamente listo para forzar el coito de ser el caso, siendo literalmente masajeado por las suaves nalgas de la joven a quien deliberadamente había envuelto en lo que llamé tempranamente “mi venganza”. Era tarde y como presagiando del final del camino, la lluvia se hacía más intensa cubriendo cualquier destino con su intriga.

    Su sexualidad desbordante era increíble e “intensa”, si bien no la llegue a penetrar, durante el viaje se entregó literalmente a mis acciones… sin ninguna desfachatez la tomé y conduje a placer mis manos por todo su ser sabiéndome observado por el chofer… cada semáforo parecía exponernos ante los demás autos yo por mi parte aprovechaba para masturbar con mis dedos su poblada pero muy húmeda vagina,
    Había algo en ella que con su mirar decía “adelante haz lo que quieras conmigo” Aun cuando al subirle la ropa sin encontrar negativas y al besar intensamente sus pequeños pero rosados pezones ella llevaba un aura de temor y excitación. Era como que sabiéndose sin salida en mis manos se entregaba a mi voluntad.

    Cuando llegamos a su casa por SJL al bajar ella temblaba aún, llevaba las entrepiernas muy mojadas, la ropa ajetreada y el cabello alborotado… aún con rastros de alcohol y con alguna dificultada para caminar; nos quedamos en un parque frente a su casa esperando que los signos del alcohol y excitación disminuyan.

    Estrella reía sin razón por ratos al recordar todo, por momentos me significaba fastidioso estar allí. ¿Cómo dejarla sin que esto signifique lo que a luces era?
    Quizá ese fue mi error… nunca pude dejarla…

    Era madrugada y entre palabras Estrella me dice: “Sr. Ramiro, lléveme por favor a mi casa”; dudé en mi accionar pero rayos; era mi culpa y responsabilidad, por lo que finalmente la acompañe hasta la puerta de su casa a sabiendas que algo podía pasar.
    No me esperé lo que en ese momento salió de ella camino a su puerta.

    “No se preocupe que yo no tengo papá, ni mamá; solo abuelos…pero ya están viejitos”
    “Estoy sola por eso nadie se preocupará si llego o no llego o si estoy tomada o si abusan de mi… calme que no tendrá problemas”.
    “Usted se aprovechó pero yo en el fondo tenía ganas… es también mi culpa”

    Ella hablaba pero dejaba caer lágrimas en su rostros, quizá era esa nostalgia por sus problemas y demás que siempre había tenido.

    … recuerdo que la abrace volviendo a escuchar en mi mente las palabras de Milagros “ella llevo una adolescencia muy fea y la estoy ayudando…” me sentí un poco mal al abusar así de ella.
    Entonces me detuve y acercándola a mi pecho le dije que llegaría bien, que la cuidaría… pero que tenía que pensar diferente, entonces tomándola de su delgada cintura la lleve hasta el frontis de su puerta.

    Efectivamente nadie salió. A pesar que hicimos ruido, Ninguna luz se encendió mientras ella entraba y se despedía acercándose a mí para pedirme un último beso. En ese momento me sentí mal… mal por haber jugado así con ella.
    Antes de seguir, en mi mente; el momento se cubrió de un silencio sutil y apasionado. Sus labios acariciaron mi boca y diciéndome “gracias” ella cerraba su puerta.

    Me quedé afuera pensando… más que nada pensando…
    De pronto vi su silueta acercarse a la ventana del 2do piso, no me vio; o… ¿cómo estar seguro…?
    Abriose la ventana dejándome ver un poco del interior de su cuarto mientras ella se desnudaba y se recostaba sin nada frente a esa ventana.
    Esa casa era de sus abuelos pero para entrar o salir se debía pasar por un pasaje que era colindante con el patio trasero de su casa. Así que cuando salí vi personas en las ventanas traseras.
    Sólo cubrí un poco mi rostro y me desaparecí en medio de la lluvia.
    De camino a mi casa pensé mucho en si había sido lo correcto, pero el problema es que me había quedado con muchas ganas, recaliente y excitado, sin quizá entender razones.

    En el fondo estaba dolido por todo lo sucedido en el día.
    Entre pensamientos fui acumulando molestia que se siguió acumulando hasta desembocar en furia.
    Mi trabajo era una mierd…, mi mujer y sus tonterías eran una reverenda mierd..., Milagros era una maldita mierd…
    Recuero ya en casa estar renegando tan fuerte en la sala que mi hijo se levantó.

    No estaba ebrio pero las molestias me habían embriagado de fastidio y en ese momento solo quería desfogar mis ganas sexuales.
    Mi mujer estaba aún con sus fajas y parches en las tetas. A mí me valió madre eso y luego que recostara a mis hijos prácticamente arranqué de ella, vendajes y parches. Había pasado por tantas cosas que solo me empecine en follar a mi esposa. Aunque ayudo mucho que ella también haya querido luego.
    Solo recuerdo que ambos nos entregamos al momento…

    Me desperté calato con mi mujer desnuda a mi costado, me gustaba su cuerpo tuneado, aún con rastros de mi semen en su vagina, era tarde así que salí rápido al trabajo.
    Esa mañana me propuse enterrar todo lo ya sucedido, demostrar en el trabajo que se estaban equivocando y cuanto me necesitaban (aunque la idea era más hacerme indispensable)

    En oficina esa día vi muchas cosas que me permitieron darme cuenta de la realidad de las cosas, El panorama era simple, Milagros había estado tan molesta con todo que había calentado la oreja de Eduardo para que sea pisoteado por él, pero como Eduardo era un tarado no tenía esa personalidad de jefe y para mí era un títere de los fines de Milagros.
    Pero debía tener cuidado, Milagros me conocía bien y ya le había contado muchas cosas.
    Ella sabía que por nombre tenía la venia del dueño de la empresa, así que lo que buscaba ahora era quebrar eso… “tachar el nombre que me había hecho…” Eduardo era familiar del Gerente y eso sería lo complicado, por eso era indispensable manchar mi nombre para poder deshacerse de mí sin objeciones.

    Entonces estaba analizando la situación cuando…

    Me dejan un file de documentos de mala manera, pensé era Milagros pero al voltear veo a Estrella con cara no tan amigable aunque algo temerosa.
    Bueno me tocaba hacer frente a lo sucedido justo iba a llamarla cuando de pronto aparece Eduardo.

    Eduardo: “Ramirito viejo, es viaje, asuuu solo te diré que fue inolvidable…”
    Vamos a ir con la gentita al Callao a alquilar un yatecito para tomar sol con las muchachas… tus consejos nunca llegaron pero mira ya creo no necesito”

    Estrella aprovecha y entre sonrisas fingidas se retira.

    Entonces es cuando yo le digo: Eduardo ah ok quieres un consejo y justo se acerca de sapa Milagros (por cierto saluda a todos pero no a mi… de nuevo)

    Mira Eduardo un tip valioso sería:
    No la dejes tomar mucho vino tinto de noche sino las flatulencias no te dejaran dormir… (jejeje)

    Pude ver la cara de Milagros hecha un demonio mientras me iba a contabilidad.
    Eduardo con cara de estúpido sin entender bien.

    Cuando llegué donde Estrella le dije “tenemos que hablar, ¿te parece en el almuerzo frente al Friday´s?”
    Ella mirándome de reojo me dice sí, sin mirarme… mis amigas al oír hacer la clásica chacota con ella sin saber siquiera.

    Las horas pasaron y demoré un poco para salir (mi horario era diferente al del área de Estrella), mientras me alistaba veía por la ventana de aquel piso 15 a esa chica esperándome parada donde le había dicho, mirando hacia mí como si pudiera verme desde allí.

    Estaba por salir y Milagros me cruza y me dice: “Ramiro ¿qué estás haciendo?”
    “estas jugando al filo… lo sabes…”
    Yo: Milagros, cuidado que quien puede caerse no soy yo… “yo no juego... ok”
    Mientras salgo ella me dice: “Ramiro, lo de Eduardo es solo para darte celos, no tuve ni tengo nada con él…”
    Quise decirle algo pero sabía que no solo había rumores con él…
    Solo seguí mi camino.

    Cuando llegue donde Estrella ella me decía molesta que su hora de almuerzo ya había acabado y que estaría en problemas (ella era solo practicante).
    Le pedí perdón por lo de la otra noche, por aprovecharme…
    Ella muy seria me recalco que tenía enamorado y que había cometido un error.
    Aunque me pidió perdón también
    .
    Estrella: “Sr. Ramiro”

    Yo: Llámame solo Ramiro Estrellita.

    Estrella: “Ah claro ya hay confianza ¿no?”… “si me quedo muy claro cuando me metiste tus dedos…”

    Sin querer deje escapar una sonrisa y le dije: “y también te bese las tetas…”

    Estrella: “me besaste toda… pero por favor no me hagas recordar…”

    y allí como señal del diablo veo que junta sus rodillas como apretando…
    Oye anoche te mojaste mucho ¿no?

    Baboso callece, lo que pasa es que hace tiempo que no estoy con nadie…
    Para ese momento la conversa ya no era tensa era más en confianza.
    Estrellita deja de sufrir por ese chico, te mereces algo mejor… y sé que lo conseguirás.
    Estrella me mira y me dice: “qué ahora me va salir con que usted es lo mejor para mi…
    Y entre sonriéndome ambos decimos a la vez… NO

    Acompáñeme ya que se pasó mi almuerzo en la noche me invita algo lo espero…
    Pero ni se haga ilusiones… tengo enamorado.

    Y agarrándome del brazo ella camina conmigo.
    Estábamos alegres quizá sin darnos cuenta que podíamos dañar a otros.
    En eso un mensaje a mi teléfono llegó. Era mi personal.

    Era Milagros.

    Nunca olvidaré ese mensaje…
    “Ya vi lo que estás haciendo…
    Despídete pronto.
    Te vas a hundir.
    Para mí ya estás muerto”.

    Levanto la mirada y claramente pude verla parada allí en esa ventana del piso 15 viéndonos… antes de entrar Estrella se apoya en mi hombro y me dice “gracias” sin saber que pronto ese gracias no tendrá ningún sentido…
     
    Última edición: 6 Sep 2023
    Ramiro_cllink, 6 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #92
    Vasfet, g4mys, Genre90 y 8 otros les gusta esto.

    luislimasjl

    Coronel

    26%
    Mensajes:
    778
    Me Gusta recibidos:
    1.049
    Puntos de trofeo:
    179
    Y luego que más paso cuenta men tmr dejo en suspenso todo
     
    luislimasjl, 6 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #93
    A grindo doido le gusta esto.

    Josephsen

    Sargento

    14%
    Mensajes:
    115
    Me Gusta recibidos:
    57
    Puntos de trofeo:
    12
    Cofra, se hace esperar. Pero qué tal serie de suspenso.
     
    Josephsen, 7 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #94

    HzBlack

    Recluta

    40%
    Mensajes:
    13
    Me Gusta recibidos:
    7
    Puntos de trofeo:
    3
    Cofra no haga tan larga la espera que desespera. Interesante de principio a fin
     
    HzBlack, 7 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #95

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    “Recaida…”

    Cap. VII – La Psicóloga 2da Parte

    Dicen que una mujer dolida es peligrosa… como una fiera que al probar sangre no se contiene ante nadie. ¿Es acaso el odio un impulso a la perdición?
    Aquella tarde desde el piso 15°, se veía como la silueta de una mujer empañaba los vidrios con su respiración, su mirada era dirigida como flechas envenenadas hacia lo que para ella era una traición y con toda la desfachatez del mundo mientras me dirigía hacia el edificio esbozaba una sonrisa con conchudez al tiempo que cogía de la cintura a quien sin saberlo una protagonista en esta historia.

    Al estar frente al edificio ambos nos soltamos ya que estaba prohibido en el trabajo esas conductas; es más el edificio tenía una política de seguridad rígida dónde apoyados por todas las cámaras se reportaba a las empresas de cada piso conductas extra laborales en cualquiera de los ambientes del edificio.

    Sabiendo eso, en todo momento Estrella siempre se preocupó por mí. “Ramiro tú eres jefe yo solo una practicante, tienes más que perder…”

    Pero en la vida siempre hay que saber escoger a tus aliados y con tranquilidad yo ya había hecho los míos propios en seguridad de la torre, ya me había quedado experiencia con el chantaje que sufrí anteriormente, producto de mis primeras encerradas. El jefe de seguridad ya era mi pata, claro me había costado un conjunto deportivo para su equipo (F7) pero igual no me había perdido nada ya que fue obsequio de un proveedor.

    Por ese lado estaba blindado… anónimamente claro; igual siempre disimulaba las formas ante todo, igual iba con cuidado con Estrella ya que no habíamos aclarado nada.

    En oficina se notaba la presión hacia mí, pero los años ya a uno le dan cierta ventaja ya que puedes tomar mejores decisiones en comparación de alguien que recién hace acopio de sus experiencias. Como dije la idea era hacerme indispensable por ello trataba de medir siempre cuanto enseñaba y a la par trataba de evolucionar con lo que presentaba. Esto era del agrado del dueño de la empresa. Un hombre que en sus inicios llevaba las riendas de su compañía con el cual crecí, crecimos… y ahora como presidente de directorio siempre me daba opción de expresar mi punto de vista u opinión.

    Pero esas situaciones eran moletas para mi Gerente y para Eduardo ya que en reuniones cuando no era parte, al final me hacían llamar para que les explique algunas cosas y de por si todos los gerentes deslizaban en broma comentarios a mi Gerente como “tienes un jefe de nombre que está aprendiendo y un jefe de vocación que está enseñando…” todo esto solo marcaba más mi presencia.
    Mi Gerente aun habiéndole sido siempre fiel y empeñoso no podía con los comentarios y siempre presionaba a Eduardo “hasta cuando te voy a esperar, apégate a Ramiro y que te enseñe todo lo que necesitas…” era una carrera contra el tiempo de la cual yo pensaba ganar por méritos.
    Milagros desde su escritorio me hacía llegar las peores vibras. Nada, en absoluto; lo veía ya conmigo y siempre me puenteaba llendo donde Eduardo directamente pero esto ya era en ese momento sofocante para Eduardo ya que terminaba por dirigirla conmigo para que me haga cargo.
    Estrella termino su turno y como nuestra salida era a las 6pm pero ella al ser practicante salía a las 4; se acercó y con una seriedad rara me dijo te espero en Fridays.
    Cuando volteé Milagros escuchaba y con voz suave acercándose a mí me dijo “piensa en lo que haces, necesito hablar contigo sabes…”
    Lo siento; le dije; tengo planes además no podemos arriesgarnos a que alguien nos vea juntos… ya sabes que pueden hablar… ¿no?
    Al llegar el momento le mande un mensaje a Estrella y sí, seguía allí; aprovechando en ver ropa mientras esperaba.
    Apresuré el paso y la encontré algo seria.
    Nos acercamos al local que sería nuestro punto de encuentro sin querer…Fridays.
    Estrella tenía 14 años menos que yo pero curiosamente era muy suelta, muy pata con uno, pero aun en su seriedad inquietante me dejaba ver su sonrisa. Como ella misma decía era borracha, pero en el buen sentido así que en general era ameno el rato siempre con ella.
    Pedimos 4 tragos para ir conversando con la promesa de no abusar de ella, mientras nos hacíamos bromas eran aproximadamente las 8pm, de pronto por la puerta frente a mí, una mirada fija me sorprendía...

    Mi gerente había entrado a tomar algo con el gerente de Recursos.
    Caprichosamente él, aunque no me vio haciendo nada malo no pudo evitar fruncir las cejas. A su paso aprovecho y me saludó, Estrella lo saludo también. Entre sonriendo con temor ya que estaba también el de recursos.
    Bueno obviamente supuse no era malo, si bien ya me había visto antes con Milagros pues ahora no estaba haciendo nada delator ni mucho menos, pero ese hecho hizo que Estrella se incomodara, en un momento al mirar su celular me dice ya me tengo que ir, “lo siento”.
    Hasta allí no habíamos aclarado nada, ni siquiera tocado del tema de la noche anterior.
    Mientras nos levantamos trato de ofrecerme para llevarla pero ella me es esquiva.
    Entre palabras cortantes ella me dice:

    “Sr. Ramiro, es mejor que todo quede aquí, yo tengo enamorado y es más él vino por mí”
    “Estoy muy confundida con todo pero usted es mayor y somos diferentes, además creo tiene algo con Miagros y no quiero estar en ese plan”.

    Me acerque para tratar de decirle algo pero una vez más ella se aleja y con voz de fastidio me dice “déjeme”.

    “Ramiro fue un error, todo. Yo amo a mi enamorado y estamos pasando por algo malo solamente…”

    No pude evitar decir… “típico de la que tiene miedo de seguir por su cuenta…”

    Ella comienza a llorar reprochándome con justa razón sin importarle la gente a su alrededor… “tú te aprovechaste y me besaste… yo no soy así… “

    Acéptalo Estrella, tú querías... yo no te obligue y menos en el carro, todo paso porque te gustó o que sentías ademas nunca dijiste ¡no!

    “Estaba borracha, me diste de tomar… tú sabías…”

    Intento darle la mano pero ella se va…
    ¿A qué temes?, te dije que te cuidaría recuerdas… pude haberme aprovechado de verdad y no lo hice.
    Lo que paso fue lo que ambos quisimos. Ahora se sincera y decídete a aceptar tus decisiones…

    La gente nos miraba… tarde nos dimos cuenta… solo hubo silencio en ese momento.

    Me miró y volteó entonces la deje ir… sonriéndome por lo irónico de la situación, entonces mientras se alejaba me doy cuenta que alguien se acerca… Milagros estaba atrás mío.

    “Ramiro, ella es una niña aún y está con problemas… no sabía que querías jugar al papá pero creo eres más inteligente como para darte cuenta que allí no es…”
    Yo la escuchaba pero a la distancia miraba a Estrella encontrarse con su novio (era de su edad o menor creo, la esperaba por el puente), él en un acto muy inesperado la cachetea sin reparo delante de la gente, solo para irse juntos peleándose.

    Milagros me mira y me dice “habrá el cumpleaños de Natty, mañana salimos a comer al Huancahuasi, ¿te apuntas?”

    Por un momento pensé en no hacerme problemas. Pero se me ocurrió que si jugaba bien mis cartas sabría mejor que se tramaba con mi jefe… lo del informe y lo de reemplazarme.

    “Qué es esto… una tregua Mili o es que quieres hacerme un psicoanálisis de mi conducta?”

    Y entre que se me acerca y tomando la solapa de mi saco me dice:

    Ramiro amor si me conoces sabes que soy muy directa, si quisiera ya te hubiera acusado de acoso.

    ¿Acoso? jajaja no me hagas reír Milagros.

    Entonces se recuesta en mi pecho y me dice “yo conservo los mensajes que me mandas en whatssap, esos cochinos donde me decías que me ibas a violar ¿recuerdas?, a diferencia de ti yo no los elimino.”

    Y que flaca acaso le vas a mostrar a mi mujer…

    “No Ramiro los puedo editar y mostrar convenientemente a recursos o a tu gerente…”
    “Ramiro y su reputación hechos mierd… ¡qué te parece!…”

    Eso me dejo pensando… tmr si podía hacerlo…

    ¿Quién estaba en las manos del otro…? Hubo un poco de silencio entre que la miraba hasta que ella me dice: “¿no extrañas que hagamos el amor…? “
    Antes de contestarle una voz fuerte rompe el momento…

    Mi gerente… “Ramiro… y palmoteándome fuerte el hombro me dice… no te desveles. Mañana temprano”

    Al voltear Milagros su cara era roja total… su gerente igual le decía “Mili te llevo si deseas…”
    Al mismo tiempo el tipo me miraba.

    ¿Nos habían visto quizá?

    Tuvimos que tragar saliva y con calma despedirnos de ellos e improvisar una salida en sentido contrario.

    La noche había terminado… o quizá no.

    Al final estaba en el estacionamiento con la llave a punto de encender el auto y a mí costado Milagros me miraba.
    Sabía que debía tener mucho cuidado ahora…
     
    Ramiro_cllink, 7 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #96
    Vasfet, luislimasjl, Genre90 y 4 otros les gusta esto.

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    “más no siempre es menos…”

    Cap. VII – La Psicóloga 3da Parte

    Siempre pensé que las circunstancias en las que uno opta por ser infiel son netamente relacionadas a problemas dentro de la relación.
    Pero cuando vas acumulando tantas cosas te das cuenta que la infidelidad se vuelve un modo de vida, una excitación más de tu ámbito cotidiano.
    Cuando pierdes el sabor en tus días confundes la idea que esa sazón está en otras manos o en otra preparación y quizá sin darte cuenta que eres tú el que perdió el rumbo te encaminas hacia diferentes rutas sin saber que sí o sí tarde o temprano la verdad te hará probar el sabor amargo de la desolación.
    Había dejado que Estrella se fuera, no sin antes percatarme que su relación era confusamente tóxica, ¿un tarado cacheteando a su enamorada delante de todos???. Allí había más de un motivo para pensar que esa chica sí necesitaba apoyo como decía Milagros.
    Y justamente nos encontrábamos ambos nuevamente dentro del auto cruzando miradas, yo sin saber cómo rayos había terminado la noche así y ella sonriéndome con algo de seguridad, supuse ella pensó tendría el control ahora.
    No voy a negar ella me gustaba, la quería pero todo este juego absurdo había llegado a límites fuera de sí.
    Cuando salimos del estacionamiento ella me hablaba del cómo nos habían visto nuestros gerentes y que si eso era comprometedor, en sí; no paraba de hablar. Por mi parte el silencio se había adueñado de mí ya que en mi mente pensaba muchas opciones ante todo lo que estaba pasando.
    Sin darme cuenta ya habíamos llegado a su casa y al parecer ella esperaba que suba, pero estaba aún cauteloso de las cosas y prefería irme rápidamente. Milagros algo extrañada me despide.
    Antes de irme me suelta un “perdona…borrón y cuenta nueva. Oky Ramirito”
    Al irme recordé que esa manera de llamarme así era la clásicas palabras de Eduardo.
    La mañana siguiente ella me mandó un mensaje para que la recoja pero le invente una excusa para no ir.
    Caprichosamente camino al trabajo hubo congestión, tuve que tomar otra ruta y al llegar aceleré el paso al ascensor, antes de subir una mano lo detiene; era Estrella quien también llegaba, me mira y entra con la cabeza agachada como si fuera una niña regañada. Mientras pensaba en que era incomodo el momento poco antes de cerrarse y subir; Milagros llega… y alzando la cabeza se asombra al vernos a los 2 dentro mientras Estrella sin verla estira la mano y aunque intente evitarlo termina por cerrar el ascensor. Justo antes de decir algo mientras me era esquiva, sube más gente mientras seguíamos subiendo.
    Solo alcance a darle mi saludo y preguntarle si estaba bien, ella con la cabeza a gachas, con voz baja me dice que sí… eso no se oía convincente así que al llegar al piso 15 levanta su cabeza y como acomodándose sus gafas con fondo de botella me sonríe y me dice ahora estoy muy bien Ramiro, gracias. Muchas gracias, sonriéndome.
    Extrañado haciendo un gesto con las cejas le digo: “vaya… de nada pequeña”
    Pocos minutos pasaron para que Milagros suba y con mucha incomodidad se me acerque a reclamar lo que para ella había sido una jugarreta mía… (Y es que pensó que había sido mi mano la que cerro el ascensor cuando ella iba a subir, más aún pensó que habíamos venido Estrella y yo juntos…)
    Yo la escuchaba y me reía ya que era una escena de celos abierta y aquella postura de las formas y el qué dirán se las había olvidado.
    Mis amigos un tanto sin saber que pasaba yo soltaba la frase… “Mili ya te dije los problemas maritales los resolvemos en casa…” a lo que ella solo se enfurecía más…
    Las risas se cortaron rápidamente ante la llegada de mi gerente que con unas palabras le pide a Milagros reunirse brevemente, yo sabía que era casi un hecho que tenía que ver conmigo y así parecía haber sido ante el apuro y los gestos de Milagros al salir.
    La mañana fue como cualquier en oficina, antes de ser la 1pm camino al baño le pido conversar a Milagros sobre el almuerzo. Ella me pide que vaya a su área (cerca estaría Estrella pero en ese momento ni me importó) al acercarme fue una coordinación muy practica con todos incluido la cumpleañera y quedamos de acuerdo en salir en grupos.
    Con Milagros quedamos en ir con los demás en taxi para evitar murmuros.
    Yo había pedido un Uber y jalando a algunas de sus compañeras salí con Milagros.
    En el camino Milagros iba cerca a la ventana, yo en medio y 2 chicas más ajustadas cerca a la otra ventana, delante un amigo de compras haciendo sus chistes.
    Milagros entre resentida me hacía ley del hielo mientras en su teléfono me dejaba ver que escribía (“te jodiste abstinencia para ti 1 mes…”) opte por hacerles el habla a las demás chicas con ayuda de mi amigo y entre bromas sentía leves peñiscos en mi cintura mientras milagros se acomodaba levemente en mi brazo reposando su cabeza.
    Al llegar tenía en mente dejar claro que habíamos venido juntos. La hice larga y pedí me espere… ingresamos conversando y a pesar que le habían guardado asiento en otro lado cerca a la cumpleañera (2 idiotas que estaban detrás de ella) con voz firme la llamaba “Milagros, por acá ven…”
    Ella obedientemente se acerca y tomando mi pierna se sienta a mi costado. Dejando ver a las chicas que teníamos cercanía reposando su mano en mí brazo.
    Ciertamente allí el almuerzo había pasado para mí a un segundo plano. Pero no me había dado cuenta que casi frente mío estaba Estrella… me asombré que la hayan incluido siendo practicante relativamente nueva.
    El rato se pasó muy ameno, bromas, comida y trago entre bromas comienzan a darnos miradas y lanzarme indirectas, como que la había raptado a Mili sin que ella se dé cuenta claro; (entre los hombre del trabajo le habíamos puesto una chapa… “La Adaro”) Estábamos bien.
    De pronto ante tanta broma Milagros consulta porque le decíamos “Adaro” y uno de esos malditos se le ocurre enseñarle la foto.
    Sabiendo que era yo quien le había puesto esa chapa me sentía en problemas hasta que hace la pregunta “¿quién me puso esa chapa que malos…?
    “Ramirito sabe…” malditos me fregaron…
    Milagros se molestó y entre joda acepto cambiar de asiento… “creo acá no me valoran” mientras le pedía que se quede por el valor que tiene todo eso que está en la silla… agrandando su molestia.
    Para provocarme ella se sienta cerca a uno de los tarados que me delato, para eso alguien más debía cambiar y entre giros dicen alguien más cambia.
    Y Estrella me dice yo voy para allá y con cara seria lentamente se sienta a mi costado…
    Milagros estaba molesta lo vi en su gesto y en su mensaje diciendo que guarde las formas con babyfox.
    Pero ya era hora de regresar, esperé afuera y milagros no salía. Un mensaje me decía voy con los chicos, descuida son unos idiotas.
    Yo estaba molesto porque sabían todos las intenciones de ellos y ella con eso solo haría que hablen.
    Sin darme cuenta los taxis estaban ya partiendo y yo me quedaba varado solo.
    Hasta que me llaman.
    Ramiro, sube. Era mi grupo de amigas de Contabilidad. Subí y dentro estaba Estrella (yo al ser más grande quería ir adelante pero caprichosamente una amiga quería ir allí sola) nos acomodamos volviendo a entrar al auto mi amiga cargaba a mi otra compañera y Estrella entre bromas se sube encima mío para que suba alguien más.
    Estrella estaba encima mío y en un instante pude sentir esa sensación que ella movía sus caderas mientras me miraba.
    El carro arranca no sin antes voltear y ver con la boca abierta a Milagros verme ir.
    Mis amigas haciendo bromas al notar la situación soltaban comentarios como “Sr. Taxista Estrella dice que pase por todos los rompe muelles posibles”
    El resto del día Milagros estuvo molesta, para mí fue normal no me hacía problema, pensé en la noche conversaríamos.
    Pero la noche fue esquiva, no contestó ningún mensaje cuando salí ya no estaba. Consulté a mis amigos de seguridad y me confirmaban que se había ido con 2 compañeros…uhmmm
    Al poco rato posteaban fotos en el Papachos, con ellos, sí los mismos tarados esos (¿1 chica y 2 patas???)
    Por una parte estaba cansado de lo mismo y justo allí escucho detrás de mí…
    “¿podemos conversar?”, era Estrella.
    “¿estas apurado?, ¿podemos caminar un rato?”
    Si claro Estrellita vamos.
    Cruzamos todo el Jockey en silencio hasta el puente donde la ví con su enamorado. Allí le hable.
    Estrella disculpa ese día tu enamorado…
    “ya no estamos…”
    “terminé con él…” (hubo un silencio…) “tenías razón, no era una relación y estaba cometiendo un error al estar con alguien al que no quería…”
    Caminamos conversando de cosas de ella hasta llegar a un parque cruzando la avenida, habían unas bancas y unos columpios, ella lloraba mientras yo sentía que le dolía lo que estaba pasando y trataba de decirle que tenga fuerzas y que era normal que le duela…
    Ella mirándome me dice: “No entiendes… no lloro por él sino por ti”
    “Te conozco hace poco pero siempre me sentí bien contigo, esa vez me besaste en Lince estabas borrachito pero me gusto y nunca más me dijiste nada. Trate de ser fría contigo para no confundirme, pero siempre estabas allí.
    Esa noche en el taxi, quería hacer el amor contigo pero no deseaba que pienses algo malo de mí.
    Igual no te aprovechaste y me llevaste a mi casa, y quiero que sepas que si terminé con mi enamorado fue porque ya no lo amaba y solo estaba con él para alejarme de ti pero ahora sé que no está mal.
    Y anoche se lo dije todo. Le dije que nos besamos y que me sentí tan bien contigo que casi me entrego a ti pero que no te aprovechaste.
    Ramiro, dicen las chicas que estas solo, pero vi como Milagros te mira. Dime ¿tienes algo serio con ella?”.
    Esa no la había visto venir… solo dije en respuesta ¡NO!
    Dime Ramiro, ¿quieres tener algo serio conmigo?...
    Tampoco la vi venir… y mi respuesta fue ¡SI!
    Nos miramos, nos besamos…
    Estrella temblaba por el viento que hacía en el parque, le dije para volver por mi auto y que la llevaba a su casa pero agarrando mi mano me dijo.
    Porfa llama un taxi y vamos como el otro día.
    … … …
    Llamamos un Uber y llego una camioneta se prestaba para lo pensado, mientras nos íbamos dejamos un rastro de calor diferente en el camino en complicidad de la noche.
    Su cuerpo se retorcía recostado en el asiento trasero mientras jugaba con sus pezones, ella estaba en jean y no podía bajárselo sin delatarnos. Así que ella se recuesta como durmiendo y con su cabello cubriéndola me baja la bragueta y saca mi pene que en ese momento ya libraba unos jugos, abre la boca y lentamente empieza a devorarlo.
    Fue la mamada más placentera y larga se escuchaban atrás los sonidos de su boca babeando mi pene mientras succionaba… la respiración era más fuerte hasta venirme en su boca casi llegando a su casa. Ella igual siguió lamiéndome el pene mientras parecía haber llegado también al orgasmo.
    Al bajar ella temblaba nuevamente. Mostrando dificultad para avanzar.
    ¿Estás bien?, le consulto.
    Tomándose con las manos el rostro me dice.
    “Lo que pasa es que soy muy sensible, mira igual te vas a dar cuenta; por favor te voy a decir algo… yo suelo venirme mucho seguido. A veces no puedo con eso, creo le llaman multiorgasmos”
    Aluciné en ese momento… mientras escuchaba a los ángeles cantar aleluya en mi mente, ella me miraba y sonreía diciendo “ay creo que ya me jodi…”
     
    Ramiro_cllink, 11 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #97
    g4mys, caraho114, Bisonte1977 y 6 otros les gusta esto.

    borisito

    Sargento

    45%
    Mensajes:
    146
    Me Gusta recibidos:
    53
    Puntos de trofeo:
    10
    Profesión:
    cacherolo reventaculos enpedernido
    grandes recuerdos...en algun momento me pasaron cosas similares....a la espera de sus proximas entegas cofrade ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
     
    borisito, 11 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #98

    luislimasjl

    Coronel

    26%
    Mensajes:
    778
    Me Gusta recibidos:
    1.049
    Puntos de trofeo:
    179
    Tmr que buen relato y que suspenso quedó
     
    luislimasjl, 12 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    #99
    A grindo doido le gusta esto.

    Ramiro_cllink

    General

    100%
    Mensajes:
    4.121
    Me Gusta recibidos:
    6.816
    Puntos de trofeo:
    229
    Género:
    Masculino
    “cuéntame más”

    Cap. VII – La Psicóloga 4da Parte


    Bueno ya en esta parte pensé llamar la historia “La Contadora…” pero sería un cliché innecesario.
    Hablando de Estrella (21 años), ella era de contextura delgada, aproximadamente 170cm no tan agraciada y hasta entonces no la había apreciado tan a fondo.
    Los pechos de Estrella era dulces cantaros de placer, pezones invertidos marrones claros, que al excitarse salían jugosos con puntas rosadas…era de test clara sin llegar a ser blanca, con aspecto de nerd por los enormes lentes para la miopía, piernas largas y un look nada favorable (pantalón jean siempre a la cintura algo suelto, cabello amarrado con moño, marcas de acné en la cara y brackets).
    Aunque la recordaba mejor producida, como la vez donde la vi en Lince. Quizá era eso lo que hacía arriesgarme con ella.

    Ahora el detalle era que ella me había dicho que se excitaba rápido y esto era porque tenía tendencia a tener orgasmos continuos… uhmmm tenía que probar eso.
    Es más, no era curiosidad era más un deber para mí. Una necesidad a priori de intimidad… pero por momentos tenía temor de mí mismo ya que no quería que esa chica salga mal de esto, me sentía culpable de involucrarla… la veía inocente.

    Cuando estrella bajo me dijo algo que sinceramente me es siempre indiferente para mí… Ya se acercaba mi cumpleaños; era en dos días y ella lo sabía ahora; “ese día vamos a celebrarlo, pasaré la invitación por correo… pero en oficina me conocían por no querer celebrar nunca mi cumple (algo personal).
    De inmediato quería que hagamos planes y todo para ese día pero para mí era algo fastidioso la sola idea por lo que solo decido seguir la corriente e inventarme una excusa para irme dejándola en su casa de nuevo; no sin antes verla nuevamente desde afuera desnudarse para irse a dormir y aunque no se apreciaba muy bien su cuerpo la silueta era atrayente.
    En casa, mi mujer; también tenía claro que odiaba lo de los cumpleaños y siendo un día de semana solo compraría una tortita para el compartir con mis hijos. Igual por si las dudas ya había acordado que ese día llegaría tarde por asuntos en la oficina.

    Antes de irme veía con sorpresa los estados de Milagros en Papachos, y su nula respuesta a mis mensajes…

    Abril había terminado y el feriado del día del trabajo era como un respiro para mí ya que caía viernes y tenía todo el fin de semana para descansar. O eso pensaba…
    Al día siguiente, desde que amaneció, recuerdo coger mi celular y ver con asombro más de 30 mensajes (era Estrella) Pero algo era verdad… allí debí darme cuenta de lo “intensa” que sería ella en esta “relación”.
    Casi todo el día recibí sus mensajes, contándome que hacía, que ¿cómo estaba?, que iría a tal o cual… en si contándome su día… y mandándome canciones… Dios mío. En la noche prendí mi celu (porque tuve que apagarlo ante tanto bombardeo) y al conectarse una catarata de mensajes saturaban mi whatsapp, era demasiado.
    La noche del sábado con sorpresa veo entre los estados las fotos de aquel dichoso paseo en velero por el Callao (aquel al que no estuve invitado), Milagros lucía muuuy bien; ese culazo dibujaba formas pecaminosas con su bikini. Ella sabía que provocaba y la estaba pasando bien con chela en mano, justo con todos esos tarados que ella sabía que se la querían follar… En eso Milagros me escribe… su mensaje decía para ir a almorzar juntos el lunes… quería que habláramos acerca de nosotros por lo que acepte de inmediato ya que quería sacar provecho a esta tregua con ella.

    Pero el lunes inició con desorden. Las oficinas se remodelarían así que algunos nos vimos con la necesidad de ir a otras sedes. Yo iría nuevamente a Ate y caprichosamente Estrella iría conmigo, ¿casualidad?
    Esto cambiaba también los planes con Milagros y también su tranquilidad así que antes de irme acordamos conversar en la noche cerca al ovalo monitor. Alisté mis cosas y salí llevando a algunas compañeras más hasta Ate (aunque algunas decidían irse a trabajar desde su casa).
    Estrella me miraba con esos ojos de ilusión como si la fuera a salvar de algo o que se yo… por ratos era incomodo… pero trataba de sobrellevarlo. Ya en Ate entre conversaciones Estrella y yo nos llevábamos mejor. Nos fuimos a unas oficinas (bueno ella me siguió) y allí ella escuchaba música y entre que cantaba me sonreía. Bueno no puedo negar que su jovialidad y alegría era contagiante.
    Y justo en una de esas bromas recuerdo reírnos sin control al escuchar de su Spooty la canción “que es lo que hace un taxista… de Arjona” recordando claro lo del taxi.
    En un momento aprovechamos y se me acerca con cara de deseo para casi comerme la boca a besos y aunque por ratos era algo tosco (por sus brackets) notaba como se iba excitando sin control. De pronto mi teléfono suena (era mensaje de Milagros) y Estrella entre volviendo en sí me avisa que irá al baño, me pide agua ya que tomara algo para su resfrió… “claro ntp” y luego de señalarle sale de oficina.

    Pero…

    Estrella al levantarse deja sin querer un neceser con sus cosas abierto cerca a la impresora… yo lo tomo para colocarlo en su sitio… en ese momento algo cae…

    No podía creer lo que veía…era un sobre de una capsula anticonceptiva de emergencia…

    Ella estaba yéndose al baño a tomar su pastilla del día siguiente… osea…

    … me había sentido tan culpable por usar a esa pequeña metiéndola en esto y resulta que ella era… que cosas… y mientras sonreía ella llega y viéndome reír me abraza, yo la abrazo y la cargo (no pesaba nada) y entre que le doy un buen apretón a sus nalgas le digo
    “ah verdad Estrella… disculpa. Se cayó de tu neceser esto” y con las manos cerradas le deje el sobre.
    No dijo nada, no necesitaba hacerlo… sin mirar sus manos, ella sabía que había… y su cara lo decía todo…
    Sonriéndome mientras me siento, logro ver que ella deja caer una lágrima.

    Yo: Estrella no por favor… no llores.

    Estrella: Ramiro…

    Yo: Pero tampoco por favor me vayas a contar nada… tranquila. No somos nada. Disculpa pero debes arreglara tus cosas… cuídate mucho o dile a él que lo haga o ambos… no sé…

    Y seguí con mi trabajo mientras ella lloraba en el escritorio al costado, entraban algunas personas y la veían llorar mientras ella repetía mi nombre.
    Bueno no pude evitar que me cuente su historia…fue grande mi sorpresa por como manejo el tema de su ex…en sí su el muchacho le había pedido tener “sexo de despedida” y ella “como no sentía nada por él”, le había dado su última noche… tmr ese tipo de ex valen un Perú ¿no?… claro y encima fue completa la faena sino como se justifica lo de la pastilla…
    En ese momento había muchos defectos y molestias que me rondaban en cuanto al entorno de esta chica las que me hacían creer de verdad que no debía arriesgarme por más que sea una aventura.

    Ya calmados el tiempo pasó muy lento y sus canciones eran temas de nostalgia y perdón… de verdad esa chica sufría por dentro de algo mayor.
    Así paso el día y al salir quería simplemente volar donde Milagros, decidí llevar a Estrella hasta Camacho para poder separar las cosas. No tuve animo de decirle nada y menos decirle que no quería complicarme… viéndola allí derrumbarse con el maquillaje corrido por sus ojos como un enorme emoji de tristeza… prefería hablar con ella luego. Con calma.
    La deje y me despedí de ella, Estrella se acercó para darme un beso cogiendo mi cabeza con algo de tosquedad y me alejé. Llegando al Ovalo entre a un local de comida rápida y allí estaba Milagros.
    No dije nada. Simplemente me acerque a su sillón y pasando mi brazo por su cintura la jale a mi boca para estrujarla con los labios. No lo esperaba…
    Faltaban 2 días para mi cumpleaños y también habría un evento por aniversario de la empresa el cual incluía una competencia de baile…
    Ambos quedamos en participar juntos, todo estaba tranquilo hasta que me pregunta…

    “Ramiro, amor… tú quieres algo con esa chica…”

    No, Mili como crees, trato de no complicarme más mi vida.

    Milagros me vio y entre sonrisas me dio un sutil pico diciéndome con voz baja ¿vamos a un hotel?

    Tuve que ir hasta constructores pero no importaba… mientras subimos no sentíamos vergüenza, ella me acariciaba sobre la cremallera del pantalón como buscando liberar al Kraken, con desparpajo miraba a la cámara y me lamia los labios. No habría emociones ni sentimentalismo. Solo sexo puro.
    Ya dentro Milagros parecía querer manipularme con el sexo queriendo que le prometa cosas pero era consciente de lo que hacía y decía. No pensaba que había pasado tanto tiempo desde la última vez que recorrí su cuerpo. Mientras con una mano sujetaba las suyas, me aprovechaba para perderme en sus tetas. Sus pezones se ponían duros elevados al cielo “Soy tu mujer amor… ámeme soy tuya…” me susurraba mientras me arañaba la espalda. Comencé a dejarle marcas en sus pechos con mi boca, su piel suave y blanca parecía derretirse con mi boca y en todo momento Milagros me repetía “soy tuya, cáchame como quieras, recuerda nadie te va dar todo como yo… ¿me vas a dejar?”
    Claramente ella me entrego su cuerpo para buscar satisfacerme y que no nos separemos. Ante ello lo tomé sin ninguna sutileza.

    La tire a la cama y babeando mis dedos los introduje en su acalorada papita que se derretía por el momento.
    Ella misma giro y levanto ese potazo lo más que pudo para provocarme. Sus nalgas eran tan suaves como las recuerdo y no pude evitar lamerla buscando mojarla un poco, antes de penetrarla.
    Mi pene parecía retumbar con los latidos hasta que abriéndole las nalgas fui metiéndolo poco a poco con esfuerzo a su poto, ella gemía y decía lisuras “mierd… Ramiro conch… me rompes…” que rico igual como para que no se escape sujete su cintura hasta sentir que llegaba a lo profundo de sus entrañas.
    Ella me pidió calma, pero en su defecto me moví de todas las formas hasta dilatar bien su ano, veía sus ojos llorosos y su cara gimotear de dolor y placer… ahora era yo quien le preguntaba… “así busques a otro… recuerda que yo te rompí el * Ok, recuerda esos gritos, esa sensación… recuerda que dijiste eres mía…”
    Milagros agitada por las embestidas se recuesta elevando sus piernas sobre la cabecera de la cama me acerco y mientras cojo sus pantorrillas dejo caer mi pene cerca de su boca y ella lo limpia con su blusa mientras lo escupe hasta tenerlo listo para engullirlo. Su boca y sus labios eran un pecado… su lengua parecía apretar contra su paladar mi pene mientras lo succionaba… estaba en los límites… jale sus piernas hacia mí, teniéndola parcialmente doblada. Me levanto y parece darse cuenta… me acomodo encima de su cuerpo doblado y la penetro por su vagina haciendo que la rigidez de mi pene haga fuerza hacia un lado su vagina por la postura…
    Sus gritos me excitaban más… ella trataba de clavarme sus uñas en mis piernas pero mi peso caía siempre con fuerza penetrándola hasta su útero con intensidad… en ese momento sentí tanta presión que no aguante el momento y antes de vaciarme dentro de ella presiono mi pene y al sacarlo dejo caer todo cerca a su boca. Su respiración era agitada, su cuerpo con chupetones, su vagina y su ano palpitando enrojecidos…

    Milagros…

    “dime amor…” (Mientras sigue allí doblada con toda la cintura doblada hacia delante dejándome ver algo de semen en su vagina caer a su cuello).

    Cuéntame Milagros… ¿Por qué quieren sacarme?, ¿cuál es el plan de ustedes…?

    “Ramiro no tengo que ver en eso… solo apoyaba, el plan es de tu Gerente. Ya que se preocupa de que sepas demasiado… ¿Qué le descubriste?”
    Mientras la acomodaba para estar recostados de cucharita, tomaba su tetas y frotaba sus pezones pensando…¿Qué había detrás de todo…? O ¿Por qué mi Gerente sentía que debía sacarme?

    ¿Algo se escondía…?

    Eduardo era la clave y debía pensar ahora si iría a la confrontación…
     
    Ramiro_cllink, 13 Sep 2023

    ¿Quieres

    Caletitas Reales
    Mejor Contenido
    Más Diversión

    ?

    g4mys, Bisonte1977, francesconico y 2 otros les gusta esto.
Cargando...
Temas Similares - Psicologa joven tentación
  1. KARLOS69
    Respuestas:
    0
    Visitas:
    1.758
  2. KOEMAN
    Respuestas:
    67
    Visitas:
    27.577

Compartir esta página