Esta aburrido y llama a una prostituta delivery

Comentarios


Detalle

Este muchacho amaneció con la bolas llenas de leche y no tuvo mejor idea que coger un diario, buscar el número de una prepago y pedir un servicio delivery. Al poco rato se apareció en su habitación una nena con muchas ganas de tener sexo a cambio de un dinero. Ella rapidamente se quito la ropa y se dispuso a hacerle una mamada para luego ponerse a cabalgar como toda una putita sedienta de sexo.

Compartir en redes sociales: