Clavando a mi trampa de Bellavista al ritmo del reggaeton

Comentarios


Detalle
Compartir en redes sociales

Después de comer un cebiche en el rico Callao, este pendejo se llevó a esta bandida de Bellavista a su casa y como no estaban sus padres aprovechó para meterla a su habitación para meterse un rico polvo. Como la nena es muy gritona el prende la radio para que sus gemidos de placer sean ocultados por un pícaro reggaetón.