Un buen cachirulo con una flaquita del Tumbao

Detalle

El fin de semana me meti una juerga terrible y no sé cómo terminé en el Tumbao de Miraflores. Ahí conocí a esta flaca y después de unos tragos terminamos en un hotel. Al día siguiente me encontré con esta hembra riquisima calata a mi lado y empecé a meter mis dedos en su concha para ponerla caliente. Al rato ella ya estaba despierta haciéndome una mamada espectacular.

8920 vistas