Flaca gritona de Jesús María goza en perrito

Detalle

A ella la conocí por internet. Todas las noches hablábamos y un día me dijo que necesitaba unos masajes y que porque no la iba a recoger a unas cabinas en Jesús María y luego nos íbamos a un hotel a relajarnos. Una vez ahí lo ultimo que hice fue darle masajes porque de arranque nos pusimos a tirar. La puse en cuatro patas y ella no paraba de gritar de placer con cada embestida que le daba.

7852 vistas