Se come a flaquita en su tienda del CC Arenales

Detalle

Este gordo tiene una tienda de videojuegos en el centro comercial Arenales en Lince y recibió la visita de una bella jovencita que quería el último videojuego para regalarle a su sobrino en Navidad. El problema es que ella no tenía dinero y el juego no era nada barato. Al final acordaron en que pagaría una parte en efectivo y la otra parte con sexo. Así que fueron a la trastienda y se pusieron a coger salvajemente.

15530 vistas