Pornobiografias: Nikki benz

Probablemente, lo último que uno piensa cuando acude a un Starbucks a tomar un café es que la camarera que se lo sirve terminará siendo una estrella. Tras haberse trasladado a Canadá desde Ucrania siendo una niña, Nikki Benz servía cafés en esta conocida cadena y ella sí lo consiguió. Tenía entonces 15 años.

Claro que para iniciar ese camino al estrellato hubo que dar unos primeros pasos, y estos se produjeron cuando decidió trabajar como bailarina. Aunque se ganaba bien la vida, y el trabajo le agradaba, ella tenía aspiraciones más altas. Quería sentirse una sex-symbol. Quería reconocimiento. Y eso era algo que no iba a lograr en el interior de una sala.





De ahí que decidiese enviar unas fotos en bikini a un director porno, y antes de que se diese cuenta, estaba tomando un vuelo a Florida y grabando su primera escena, un lésbico que les impresiónó de tal modo que sirvió para que Pleasures Productions le ofreciese un contrato. Nikki tenía entonces 23 años, y acababa de comenzar una carrera que, siete años después sigue activa y en crecimiento.

A lo largo de este tiempo, Nikki Benz ha estado vinculada a otras compañías. Mientras era chica de contrato de Pleasures, Nikki seguía residiendo en Toronto, pero al finalizar este, recibió una oferta de Jill Kelly Productions y decidió trasladarse definitivamente a Los Angeles. Ese fue el paso que definitivamente la impulsaría a los niveles de fama que siempre había soñado.

Con posterioridad, y todavía en el periodo de mayor vigencia del DVD, Nikki Benz tuvo contrato con otra compañía más: Teravision. En esta, tuvo su primer contacto con la propietaria, Tera Patrick, a quien admiraba y con la que forjó una buena amistad.





Pero lo que parecía era una historia de éxito se tornó en drama cuando Nikki Benz comenzó a tener problemas con el marido de “su jefa”, Evan Seinfeld, y antes de que ni siquiera venciese el contrato, Nikki abandonó Teravision acusando a la compañía de retraso en los pagos y de haber sufrido abusos psicológicos por parte de Evan.

Tan conflictiva y traumática fue la experiencia que a Nikki Benz se le quitaron las ganas de unir su nombre al de ninguna otra empresa. Desde ese momento, Nikki Benz sólo lucharía por una marca: la suya propia.

Ya como agente libre, y en pleno proceso de transición a la era internet, Nikki ha trabajado con frecuencia para Brazzers, pero ha puesto el máximo esfuerzo en la creación de su propia web, para la que graba contenido exclusivo regularmente. Eso sin dejar de lado sus tours de baile (mucho más lucrativos gracias a su renombre como estrella porno) y sus apariciones en revistas. De hecho Nikki Benz acaba de ser nombrada Penthouse Pet del año, uno de los logros de los que se siente más orgullosa.

Al tiempo que su nombre crecía le iban surgiendo nuevas oportunidades laborales, y Nikki ha podido mostrar sus dotes interpretativas ya en algunas ocasiones. En concreto, Nikki participa en una serie web (no porno) que emite Foxsports llamada “Cubed”,que le ha reportado una gran notoriedad.





“Probablemente cada vez me centre menos en el porno y más en proyectos “mainstream” (de cine y televisión) –afirma Nikkí.

A pesar de que su imagen pueda parecer distante o inalcanzable, Nikki tiene una personalidad afable y divertida, es cercana y un poco payasa. Cuando los fans quedan impresionados con su presencia suele romper el hielo con alguna broma o tontería. Otras veces gusta de grabarlas en vídeo y colgarlas en la red.





Así pues, con esa combinación de presencia, personalidad y dotes interpretativas, no sería extraño que Nikki Benz alcanzase aún más éxito en otros ámbitos del que ha logrado en el porno, que no es poco.

A fin de cuentas, ese era su sueño desde que servía cafés, y ha llegado mucho más lejos de lo que ningún cliente de Starbucks pudo suponer jamás…

Deja tu comentario

Su comentario fue enviado satisfactoriamente

Comentarios de otros usuarios

leo28237
27/09/2013 11:44

me encanta Nikki

Nuevos Videos en Perutops